Alumnos y alumnas de 2º ESO visitan Andelos y Arellano

Los alumnos y alumnas de 2º de ESO, realizaron ayer día 28 una salida cultural a las ruinas romanas de Andelos y Arellano, organizada por el Departamento de Geografía e Historia

 Andelos.

. El Museo Arqueológico de Andelos es una puerta abierta para conocer el urbanismo, el modo de vida y las creencias de la antigua ciudad romana de Andelos. 

A través de 8 paneles se explican los diferentes aspectos de la vida en la ciudad romana, como el urbanismo, las comunicaciones, el sistema hidráulico, las termas públicas y los modos de vida y creencias.

Además, cuenta con una gran vitrina que aloja materiales recuperados en la excavación, junto a reproducciones y ambientaciones en paneles retroiluminados. La temática general del montaje es la vida en la ciudad, explicada en distintos bloques monográficos: origen de la villa, primeros contactos con la civilización romana, arquitectura, y modos de vida como el trabajo profesional y artesanal, el adorno personal, el ocio o el ajuar doméstico. Esta vitrina se acompaña de una recreación de la figura del dios Pan utilizada en el logotipo del yacimiento.

 

Arellano

Se trata de un yacimiento arqueológico romano situado a 6,5 km al sur de Arellano, a escasos kilómetros de la localidad de Estella-Lizarra. Su nombre, «Aurelianum», daría pie al topónimo del municipio. 

El lugar es también conocido como «Villa de las Musas» por el hallazgo del espectacular mosaico romano de «las Musas». Esta obra de arte se encuentra en el Museo Arqueológico Nacional, pero es posible admirar una minuciosa reproducción en su ubicación original. Su denominación se debe a la representación de las nueve diosas y de sus maestros que lo protagonizan. 

Los restos arqueológicos encontrados indican que esta villa fue construida entre los siglos I y V d.C. Las excavaciones han permitido diferenciar dependencias de los siglos I-III d.C vinculadas a la producción del vino, además de otras posteriores, que la convirtieron en lujosa residencia de campo relacionada con el culto a Cibeles y a su hijo y amante Attis. Entre los hallazgos más curiosos se encuentra un catavinos de cerámica, icono del museo.

Fotos